¿Quieres aumentar la pasión y disfrutar más con tu pareja? Te hacemos una genial propuesta: intentar fortalecer tus músculos vaginales con un entrenamiento pélvico con las bolas de Kegel. ¡La diversión está garantizada!

Muchas mujeres podrán reconocer las bolas de silicona para los ejercicios pélvicos de Kegel, también conocidas como bolas chinas o bolas vaginales. ​​Pero, probablemente muchas de ustedes nunca hayan experimentado lo divertidas que pueden llegar a ser.

Inicialmente fueron creadas para el tratamiento de la incontinencia urinaria tras el parto, pero las bolas chinas y los ejercicios Kegel han ido evolucionando en los últimos años, llegando a convertirse en juguetes sexuales que además de fortalecer tu suelo pélvico te ayudarán a disfrutar mucho más del sexo. ¡Te lo contamos!

Los beneficios de los ejercicios de Kegel con bolas chinas

Una pared pélvica fuerte es uno de los puntos fuertes para que las mujeres lleguen a alcanzar el orgasmo de forma más rápida y fácil.
Esto se puede conseguir gracias al control de la contracción de las paredes vaginales, de modo que la estimulación durante la penetración será más fuerte y el orgasmo más intenso, siendo más fácil alcanzar el placer en el famoso punto G.

Además, si tienes pareja también le encantará y le hará disfrutar más esa contracción muscular de tus paredes pélvicas porque sentirá más placer debido a la fricción.

¡Son todo beneficios para los dos!

¿Cómo se usan y de qué tipos hay?

Las bolas chinas generalmente están hechas con unas pequeñas bolas de acero recubiertas de silicona y suelen tener diferentes pesos y vibrar para realizar los ejercicios.

Cómo usarlas? Estas bolas se introducen en la vagina y el objetivo es mantenerlas firmes durante el entrenamiento.
Obviamente, no es necesario usarlas todo el tiempo: se necesitan de 15 a 30 minutos al día para fortalecer la vagina. Para hacer los ejercicios es recomendable estar sentada o tumbada. Se trata de hacer un ejercicio progresivo que sigue 4 fases:

  1. Contracción y elevación de la musculatura.
  2. Mantenimiento de esa posición.
  3. Vuelta a la posición inicial.
  4. Y, finalmente, relajación.