Hay ocasiones en que la libido de una persona puede verse afectada por alguna razón no aparente, y es que en nuestras vidas hay varios factores que resultan ser bloqueadores del deseo y el libido.
Según algunos estudios del doctor Antonio Salas, presidente de la Sociedad Chilena de Sexología, es normal que algunas personas experimenten una baja de la libido o incluso que se ausente completamente, como los adultos mayores.
Sin embargo hay que poner cierta atención a los factores externos que pueden alterar el deseo sexual, ya que estos pueden alterar las hormonas y crear un desbalance en su energía. Los más comunes son los siguientes:
PASTILLAS ANTICONCEPTIVAS
Los expertos explican que cuando una mujer toma estrógenos en forma oral, la testosterona (que es la hormona del deseo) afecta su organismo, lo que provoca una disminución de la libido en muchas mujeres.
ESTRÉS
Las personas con altos niveles de estrés no solamente llegan a sentirse demasiado ocupadas como para tener sexo sino que también este incrementa la cantidad de hormona cortisol en el organismo, lo que reduce la producción de testosterona.
PROBLEMAS DE PAREJA
Los problemas que se tienen en la pareja suelen afectar el desarrollo sexual de la misma, ya que al tener estos problemas si estos no llegan a tener solución estos suelen trasladarse a la cama, lo que afecta el deseo sexual de ambos.
ALCOHOL Y DROGAS
Sabemos que hay personas que creen que el uso del alcohol y las drogas pueden ser utilizados como una herramienta al volver a la gente más deshinibida, pero el uso de estos psicotrópicos realmente pueden disminuir el deseo sexual, debido a que estos productos suelen generar cansancio y por lo general interfieren con la erección en los hombres.
ENFERMEDAD
El tema de los padecimientos y el estado en el que se encuentra el paciente tienen un fuerte impacto en la libido. Si una persona se encuentra en un estado febril o tóxico, puede tener un deseo sexual muy bajo.
MEDICAMENTOS
El uso excesivo de medicamentos, sobre todo de los antidepresivos y ansiolíticos, también pueden provocar una disminución en el deseo sexual.
BAJA AUTOESTIMA
Para lograr una vida sexual plena, uno de los ingredientes es quererse a uno mismo y evitar la baja autoestima.
ABURRIMIENTO
La sexualidad  es algo que siempre debe de trabajarse, es necesario condimentando con palabras, juegos y diversión. El sexo no es algo que deba volverse una obligación más para hacer en el día. Tener sexo de manera rutinaria sólo como un mero trámite en una relación es algo que también llega a disminuir la libido tras cierto tiempo de repetitiva cotidianeidad.
FALTA DE COMUNICACIÓN
La falta de comunicación en una pareja puede ser indicio de que esta no esta satisfecha y por lo mismo su deseo se ve afectado. Es importante hablar con la pareja para poder conocer sus inquietudes y deseos. Esto es fundamental para enriquecer la sexualidad.
FALSAS EXPECTATIVAS
No puedes esperar que tu relación con tu pareja sea perfecta, mucho menos que las relaciones sexuales lo sean. Creer que es necesario alcanzar el clímax al mismo tiempo o cumplir solamente la práctica de estas como un mero trámite de la vida en pareja es algo que puede apagar la pasión.
Afortunadamente recuperar el libido es posible con ciertas prácticas, ya sea que vayan a una terapia de pareja, reduzcan su estrés con ejercicios de relajación, lleven una buena nutrición, se ejerciten y en caso de ser necesario realicen un chequeo médico para descartar enfermedades como la diabetes, colesterol alto, hipertensión y anemia entre muchos otros.

 

FUENTE:ESLAMODA.COM